BioBrasil: Marina Silva

Un repaso a la vida de la activista medio ambiental amiga de Chico Mendes que llegó a ser ministra de medio ambiente.

Como sabéis, dediqué el último programa al sindicalista y pionero en la defensa de la Amazonia brasileña, Chico Mendes, brutalmente asesinado en diciembre de 1988. Hoy retomo el tema, para hablaros de la vida de otra gran defensora del medio ambiente, quizá más conocida por su mayor éxito en la política.

Nacida en febrero de 1958 en Rio Branco (capital del estado de Acre) con el nombre de Maria Osmarina da Silva de Souza, esta profesora, psicopedagoga e historiadora brasileña ha llegado a ser senadora por su estado natal, ministra de medio ambiente y candidata a la presidencia de la República Brasileña. Estoy hablando, claro está, de Marina Silva.

Orígenes y formación

Los orígenes de nuestra protagonista son muy humildes. De hecho, la trajo al mundo su propia abuela, que era partera, y durante su infancia y buena parte de su adolescencia, vivió con su familia en un palafito ubicado en Breu Velho, en el seringal Bagaço, a 70 km de la capital del estado amazónico de Acre. Sus padres, descendientes de africanos y portugueses, tuvieron 11 hijos, de los que solo sobrevivieron ocho.

En 1967 su familia se mudó primero a Manaos y luego a Santa Maria en Pará buscando mejores condiciones de vida, sin demasiado éxito y en 1969 se vieron obligados a volver al seringal con un billete pagado por el antiguo patrón del padre de Marina. Con solo 10 años, nuestra protagonista se puso a trabajar en la extracción del caucho para ayudar a saldar la deuda contraída por la familia. Cinco años después, ya huérfana de madre y con dos de sus hermanas fallecidas por culpa del sarampión y la malaria, Marina se trasladó a la zona urbana de Rio Branco para tratar su precaria salud (había contraído hepatitis, aunque los médicos pensaban que era malaria). Allí empezó a trabajar como empleada doméstica, abandonando su primera idea de convertirse en monja. 

Al igual que Chico Mendes, Marina era analfabeta. Las duras condiciones de los seringales y su vida de trabajo la alejaron de cualquier cosa parecida a una escuela, hasta que con 16 años se matriculó en el Mobral, el proyecto de alfabetización del régimen militar. A pesar de todas las dificultades económicas y de que ya tenía dos hijos, fruto de su primer matrimonio, nuestra protagonista consiguió pasar el vestibular, el equivalente a nuestra selectividad, y licenciarse en historia en la Universidad Federal de Acre en 1984. Luego se especializaría en teoría psicoanalítica y en psicopedagogía en Brasilia.

Primeros pasos en la política

Marina trabajó como profesora en la red de enseñanza secundaria y pronto se involucró en el movimiento sindical. Fue compañera de lucha de Chico Mendes con el que fundó la Central Única dos Trabalhadores (CUT) de Acre y en 1986 se afilió al Partido dos Trabalhadores, bajo cuya siglas se presentó a las elecciones estatales ese mismo año, sin demasiado éxito. Sin embargo, a diferencia de su amigo Chico, Marina tuvo bastante más éxito en las urnas. En 1988, por ejemplo, el mismo año del asesinato de Chico Mendes, fue la concejala más votada del municipio de Rio Branco, conquistando la única concejalía de la izquierda en la cámara municipal. En 1990 consiguió salir elegida como diputada estatal, con una amplia mayoría y poco después supo que estaba muy enferma: durante su vida en el seringal se había contaminado con metales pesados a causa del tratamiento recibido para luchar contra la leishmaniasis, tres hepatitis y cinco malarias. 

Volviendo a su carrera política, en 1994 fue elegida senadora por el estado de Acre, convirtiéndose en la persona más joven en ejercer ese cargo. Entre las más de 100 proposiciones que presentó durante estos años, podemos destacar los 54 proyectos de ley que incluían la creación del Fondo de Participación de los Estados y del Distrito Federal para que las distintas unidades de la federación acogieran en sus territorios unidades de conservación de la naturaleza y las tierras indígenas demarcadas.

Ministra de medio ambiente con Lula

En 2002 Marina Silva fue reelegida para el cargo de senadora, pero no llegó a cumplir su mandato pues un año después, con la elección de Luiz Inácio Lula da Silva para la Presidencia de la República, fue nombrada ministra de Medio Ambiente. Desde el primer momento Marina se enfrentó a varios ministros de su propio gobierno, convencida de que los intereses económicos chocaban frontalmente con sus objetivos de preservación medioambiental. La verdad es que no se lo pusieron nada fácil. De hecho, durante su administración, Marina acabó perdiendo la lucha histórica contra los transgénicos y contra la planta nuclear de Angra 3 y tampoco consiguió que la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad, aprobada en marzo de 2005, tuviera el carácter ambientalista que deseaba. Una de sus peleas más sonadas, fue la que mantuvo con Roberto Mangabeira Unger, entonces ministro de la Secretaría Especial de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la República, institución que se hizo cargo de la coordinación del Plan Amazonia Sostenible en detrimento del ministerio que ocupaba nuestra protagonista. Cinco días después del lanzamiento del Plan, el 13 de mayo de 2008, Marina Silva entregó su dimisión a Lula y volvió a su cargo en el Senado Federal. 

Nos estamos acercando ya al final, pero aún nos queda hablar de la parte más interesante de la vida de nuestra protagonista. El 11 de junio de 2010 se anunciaba formalmente su candidatura a la presidencia de la República por el Partido Verde. Enfrentada a Dilma Rousseff y a José Serra, el resultado de la primera vuelta de las elecciones celebradas en octubre dejó a todos con la boca abierta: Marina obtuvo más de 19 millones y medio votos, cerca del 20% del total, ocupando así el tercer puesto en la disputa electoral y llevándola a la segunda vuelta. Ninguno de los sondeos realizados había previsto este resultado apabullante que la prensa brasileña bautizó como “onda verde”… De hecho, Marina se había convertido en la candidata más votada de la historia del Partido Verde, lo que le dio renombre internacional y la convirtió en todo un icono para los defensores del medio ambiente. Finalmente, resultó elegida Dilma Rousseff, la primera mujer en alcanzar la presidencia en Brasil.

Marina volvió a presentarse a las elecciones presidenciales en dos ocasiones (2014 y 2018) aunque en ninguno de estos casos alcanzó los buenos resultados de su primera candidatura. 

Premiada y reconocida en numerosas ocasiones por su labor en pro del medio ambiente y de las poblaciones originarias, Maria Silva tiene todavía mucho que decir.

Referencias:

“Um índio” (1976). Caetano Veloso.

Página oficial: https://marinasilva.org.br/

Facebook: https://www.facebook.com/marinasilva.oficial/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC9uefWa6TXIPDRWGZYMcTuA

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on skype
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Relacionado

El ganador del segundo premio del concurso de relato breve del CEB nos habla de su trabajo, de su cuento y de la mejor
La “madrina del samba”, la cantante y compositora brasileña Beth Carvalho, es la protagonista de “O samba da minha terra” de esta semana.
La primera emisión de “O samba da minha terra”, dedicada – como no podía ser de otra forma – a la primera samba carnavalesca.
Desde 2003, el festival Tensamba promueve la cultura popular brasileña en La Laguna, Tenerife. En 2021, el festival celebra su 18 cumpleaños con mucha
Anterior
Siguiente