CONOCE
NUESTRA HISTORIA

El palacio de maldonado

El Centro de Estudios Brasileños  está ubicado en el Palacio de Maldonado, un bello edificio situado en pleno casco histórico de Salamanca. El palacio, obra del arquitecto Juan de Álava, fue construido en el siglo XVI, por encargo de Don Diego Maldonado de Rivas, camarero del arzobispo Fonseca, y cuenta con una impresionante fachada de estilo plateresco.

En 1987, la Universidad de Salamanca  compra el edificio a la Cruz Roja, que había tenido su sede en él desde los años 20. En un primer momento, se destinó al Servicio de Actividades Culturales de la USAL y, tras un cuidadoso proceso de restauración financiado por la Junta de Castilla y León y la Fundación Cultural Hispano-Brasileña , el 22 de noviembre de 2008, se convirtió en la sede del CEB.

Durante las obras de acondicionamiento se descubrió un aljibe de planta rectangular con una bóveda de medio cañón del siglo XVI, que actualmente puede ser visitado en la Sala de Exposiciones del edificio.

En los últimos años, y con la colaboración del Vicerrectorado de Innovación e Infraestructuras de la USAL,  el CEB ha sido equipado con la más puntera tecnología que se encuentra a disposición de la comunidad universitaria.

Institucional

Las relaciones entre España y Brasil se intensificaron de manera significativa, principalmente a partir de los años 80. A lo largo de estos años, España se ha convertido en el primer inversor europeo del “gigante” latinoamericano, y ambos países son importantes aliados en política internacional. Su grandeza territorial, diversidad cultural y potencial económico convierten a Brasil en una de las principales potencias de la región y, consecuentemente, despiertan el interés por la investigación desde diversas perspectivas – económica, social, política, histórica, biológica, entre otras. España, en general, y la Universidad de Salamanca , en particular, no podían permanecer indiferentes.

Es por ello que, a iniciativa de la USAL y de la Embajada de Brasil en Madrid, en el 2001, se acuerda crear el Centro de Estudios Brasileños con el objetivo de coordinar e impulsar actividades docentes y de investigación sobre Brasil, para dar a conocer sus aspectos culturales, demográficos, políticos, sociales y económicos.

Desde su creación, el CEB cuenta con el apoyo de la Fundación Cultural Hispano-Brasileña , institución creada al mismo tiempo que el CEB, y que en los últimos años ha sido la principal fuente de financiación de sus actividades.